Los habitantes de la Cordillera 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los arrieros nos cuentan:

 

"El oficio de arriero desde chico lo aprendí, mis abuelos eran arrieros, y en la casa el papá empezó a trabajar con mulas y ahí aprendimos los mayores. Los arreos tienen que ser con mulas.""

"Aquí (Farellones) hay por lo menos como treinta arrieros...Antes habían más, han ido bajando a Santiago a hacer otras actividades , han fallecido varios también, y a algunos que no les gusta tanto acá se van, ven a trabajar en otra cosa."


"Los arrieros nos hemos criado juntos, toda la vida, somos casi todos familiares."

 

"Nunca se pasa solo en la cordillera, siempre uno se encuentra con los otros arrieros, ahi conversa, tiene entretención pa´que se le pasa el estrés de la soledad." 

Hay dos tipos de arrieros, el que carga mulas y el arriero de cordillera, que cuida ganado. Yo trabajé en las dos, una temporada nomas, tres, cuetro meses arriba en la cordillera... Ahí se acaba la actividad de arriero, es cortita esa: diciembre, enero, febrero, despúes cada dueño se lleva el ganado pa´ otra partes.
Los arrieros que están más arriba se llaman cordoneros, para que el ganado no se pase de un lado a otro, hay que cuidar el territorio, uno tiene un territorio y todos los días lo mira, y tiene huellao por donde sube y baja y ve las pasás, si pasó ganado pa´acá pasó ganado pa´llá; esos son los arrieros de cordillera, que cuidan su territorio.
El arriero de mulas también vive en la cordillera, carga las mulas y sube y baja todos los días con leña y carbón. Arriba hay gente que está trabajando permanentemente en el carbón y la leña."

 

"Los vaqueros conocen hasta una cierta parte, no conocen todo. El arriero conoce, ese es el baquiano."

"Los baquianos son los que cuidan a las vacas. El baquiano es el que...cómo se llama...es la persona que sabe más acá de la cordillera. El baquiano es el que conoce todo, es como los exploradores que había antes, uno que hacía todo.
Entonces, bueno, el baquiano conoce las pasadas, el campo, le gusta estar en todas, o sea, la gente cuando hace todo, dicen ¡a la persona es baquiano!."

"Talajero es el que paga a un arriero por tener los animales; yo pago un arriendo por los animales. Tenemos aqui dos precios: invierno y despues veranal. Ahora mis animales están arriba, hacía el Cajon del Maipo, porque este fundo deslinda con el río Colorado. El terreno es del patron, la casa es mía. Yo le pago en trabajo un arriendo por la tierra."

"Una tropa de mulas completa son trece animales. Diez mulas de carga, la yegua madrina que va con una campanillita, a esa yegua la siguen todas las otras; una mula que tia a la madrina, que se llama marucho; y otra mula pal´arriero. Siempre va un niño pa´que tire la yegua, pa´que las otras no la sigan y salgan disparás, pa´que las mulas no se salgan de la huella."

"La vaca es más brava que el caballo, porque la vaca, este tipo de vaca, fue mansa, porque está acostumbrá con gente; pero si uno mucho la molesta o ella se quiere ir por un camino y uno la lleva por otro se ponen bravas. Empiezan a torearte, a cornearte, y ahí es donde queda la escoba poh."

 

"La vida de los campesinos era muy bonita, uhhhh, muy bonita, muy bonita...Cada uno cuando iba para arriba tenía su ruquito, bien hechito tenía su ruquito. Ahí a veces se ponían de compañeros dos, tres personas, o solos; aveces llevaban a la señora pa´allá...¡Muy bonito, pero muuuuy bonito" Usted llegaba a un ruco, al primero que lo llamaban, uno iba para el desayuno, el almuerzo, la once. Cuando estaban ellos en el ruco ´taban sin actividad, sin trabajar.
Cuando uno iba pa´arriba nunca iba por ir así nompas poh. Uno llevaba su maletita en su caballo; donde lo invitaban primero, ahí dejaba sus cositas...era lógico. ¡ Pero pa´allá es muy lindo ohhhh."
 

"La vida era sacrificada pero nos alcanzaba de más para vivier bien...Porque mi padre cortaba leña pa´las chimeneas y entonces no era prohibida ninguna cosa, también el carbón. Criaba cabras, mi madre criaba gallinas, pavos, todos eso...y eso se vendía...´Mas que había cualquier conejo...se pillaba conejo en la cordillera, en el cerro o sea en cualquier cerro había conejo...Se pasaba, ¡pero bien poh!"

 

Fuente del Libro: "Arriba en la Cordillera" , Corperación Cultural Lo Barnechea

 

 

"Los arrieros nos juntamos en la cordillera, somos todos amigos."

  • Facebook Grunge
  • Twitter Grunge
  • Pinterest Black Round
SIGUENOS EN

© 2019 by Turismo Flecha Extrema

Arriba en la Cordillera - Patricio Manns
00:00 / 00:00